domingo, 21 de noviembre de 2010

ALHAMBRA DE GUIJUELO 2 - 6 CONFITERÍAS GIL

Los pequeños detalles deciden partidos.


Alhambra de Guijuelo: Puli, Alex, Jose, Ñeco y Didi; también jugaron: Javi, Toño, Merchan, Tone, Peti, Diego y Miguel.


Se venía avisando durante toda la semana, sabíamos que si queríamos tener posibilidades deberíamos defender con intensidad durante los cuarenta minutos, dos minutos sin intensidad defensiva nos podrían costar el partido.
Y así fue, a los confiteros les bastó con las jugadas a balón parado para llevarse los tres puntos del Municipal de Guijuelo.


La primera parte comenzó con mucho respeto por parte de ambos conjuntos. La posesión del balón era de los capitalinos aunque no creaban excesivo peligro gracias a la buena presión de balón y agresividad defensiva mostrada por los locales. Las oportunidades más claras llegaban a balón parado, siempre buscando golpeos directos que en su gran mayoría eran taponados por los jugadores jamoneros.

Por su parte, el Alhambra tuvo pocas ocasiones pero muy claras. La mas importante fue un libre indirecto al borde del área. Jose ejecutó el lanzamiento que se estrelló en la barrera y posteriormente recogió el rebote para mandar el balón a escasos centímetros de la portería defendida por Iván.

Al final de los primeros veinte minutos el resultado permanecía intacto, los locales habían conseguido contener a uno de los ataques más fuertes de la categoría y los visitantes se marchaban a vestuarios con la impresión de haber perdido el primer asalto.



Y quizá hubieran perdido el combate de no ser por el incomprensible bajón defensivo de los chacineros. La segunda parte fue todo lo contrario de lo que Chema había pedido a los suyos durante la semana y en la charla anterior al partido.

La presión de balón no era la misma, la intensidad con la que los de Guijuelo habían disputado cada balón en la primera parte desapareció casi por completo. Y lo más importante, la defensa de las bandas cortas y corners tuvo demasiados desajustes y esto como ya dije anteriormente te puede costar el partido contra un equipo tan fuerte en esa faceta.

Con todo y con esto, hay que decir que el Alhambra de Guijuelo se repuso pronto al tempranero gol de Dani. Fueron capaces de igualar el partido después de un robo de balón en campo contrario y una buena finalización de Jose al segundo palo.

Entonces aparecieron los mejores momentos de juego ofensivo local. Los nuestros circulaban bien la pelota y axfisiaban a los capitalinos creándoles muchas dificultades en la salida de balón. Paco Olivares (entrenador del Confiterias) no debió de ver las cosas muy claras cuando a falta de más de diez minutos para el final del partido pidió tiempo muerto para intentar reinvertir la situación...

Y logró su objetivo el técnico salmantino, más que por mérito suyo por demérito de los nuestros los cuáles olvidaron todo lo que habían hecho durante los treinta minutos anteriores.

Este bajón de concentración fue aporvechado por los pasteleros para ponerse en ventaja y poco después distanciarse. Los pupilos de Chema recibieron estos dos goles como un jarro de agua fría. En un partido en el que había predominado la igualdad, dos goles son una distancia abismal.

De aquí al final las facilidades que encontró el Confiterías Gil fueron muchas. El Alhambra quiso marcar el tercero antes que el segundo y lo que se encontró fué el cuarto que significaba la puntilla. Después se intentó con portero-jugador. Atacando con cinco los nuestros experimentaron los dos polos de esta suerte, primero encajando un gol después de errar un pase, y luego recortando distancias por medio de Alex. El definitivo 2-6 lo marcaría Iván (portero del Confiterias Gil) mientras Ñeco (9 del Alhambra) permanecía en el suelo tras haber sido objeto de un posible penalti.

Para finalizar, y ya que nuestros vecinos han decidido (con gran insitencia) hablar de la actuación arbitral, me veo en la obligación de completar su visión del partido. En su página web, el Confiterias Gil dedica casi un párrafo entero para reclamar la expulsión del portero local después de que este despejara un balón con la mano fuera del área. La protesta llega a tal punto, que incluso se han tomado la molestia de consultar el reglamento para respaldar su postura.

Sin embargo, se les ha olvidado hablar aunque sea por encima del fuera de banda y falta que preceden al primer gol de Dani. Tampoco debieron ver los tres penaltis (uno a su favor y dos en su contra) que protestó todo el pabellón. Y por último se les ha debido de pasar describir al completo la situación que precedió al sexto gol... En mi opinión es mejor irse con un 2-5 dejando una imagen de "equipo señor" a marcar un gol despreciando por completo el término FAIR PLAY.

1 comentario:

villasecofs dijo...

Creo q intentar encontrar escusas en lo árbitros, cuando en la 2ª parte aveis tirado tres veces a portería, simplemente erais capaces de mover el balon en medía cancha (muy bien) y en la primera parte alguna ocasión, vuestros dos porteros han parado muxo muxo y bien. Y lo de los árbitros no han influido para nada ya q sinos cargasteis de faltas fue por que fueron e incluso alguna mas al igual que un mano claaarisima dentro del área, dos penaltis? Imposible en la primera parte ni de lejos y en la segunda pudo a ver uno dudoso pero desde mi perspectiva y hablando con el jugador lo único es que llega antes y mas fuerte en ningún momento hay contacto, los árbitros igual muy bien no están pero para los dos están muy iguales.
nuestro publico suele ser muy correcto eso si fue de los partidos mas tranquilos.
Creo ase vio un buen partido y NO entiendo q kieras mancharon con esa opinión, q por supuesto es muy respetable. Las opiniones opiniones son y para eso están.

No kiero entrar en ninguna guerra ni muxo menos.